La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho.

“El reconocimiento es tan fácil y barato de distribuir que no hay excusa para no hacerlo.” Rosabeth Moss Kanter, Consultora de Dirección.

Proporcione cuatro o cinco formas de consecuencia positiva, como por ejemplo el elogio público, por cada crítica o penalización que imponga a otra persona. El líder no enseña con palabras sino con actos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: SOL Y OCIO, S.L.U.
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por  obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: ronda@solyocio.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Pin It on Pinterest

¡Quien tiene una PYME, tiene un tesoro!

¡Ayúdanos compartiendo!